Creando vínculos positivos con mi bebé

¿Te has preguntado por qué podemos ser capaces de identificar las señales que nos mandan nuestros bebés y por qué respondemos apropiadamente a ellas?

Has creado un vínculo positivo con tu bebé.

En este artículo te platicaremos acerca de cómo potenciar este vínculo.

Cuando llega nuestro bebé a casa por primera vez, hay que cuidar el ambiente que le rodea, hay que hacerlo sentir cómodo. ¿Cómo hacer esto? Muy sencillo:

  • -  Mantén ligeramente alumbrado el cuarto mientras los ojos de tu bebé se acostumbran a la luz.
  • -  Pon música tranquila o lee un libro a tu bebé.
  • -  Dale un espacio libre de ruido cuando lo notes sobrestimulado.

¡Ten en cuenta que le debemos enseñar que su nueva vida en su nuevo hogar es segura!

En ocasiones compramos muchos juguetes para nuestro bebé, pero no hay mejor estimulación para ellos que la interacción con sus padres. Estas son algunas ideas de cómo jugar con tu bebé:

  • -  Contacto cara a cara: A tu bebé le encanta ver rostros, puede pasar mucho tiempo examinando todo los detalles de tu cara. Acércate a él y después de que examine tu cara, haz muecas, es posible que el bebé intente hacer lo mismo que tu.
  • -  Succión: Los bebés nacen con un reflejo de succión y este les genera mucho placer. Es su forma de conocer el mundo. Si amamantas a tu hijo, sabrá discriminar que el alimentarlo no sólo le da nutrición sino amor y cariño y por lo tanto seguridad.
  • -  Ratitos boca abajo: Pon a tu bebé recostado en su pancita por períodos cortos (1 minuto) rodeado de juguetes. Esto le ayudará a ir desarrollando movimientos y a ir fortaleciendo su cuello. Es importante que estés cerca en donde te pueda ver y escuchar. Esto también le dará seguridad. 
  • -  Masaje: A los bebés les encanta el contacto físico. Dale masaje a tu bebé, sobretodo antes de dormir, ya que lo relaja. Además ayuda a un buen desarrollo emocional. 
  • -  Cantar: Los bebés disfrutan mucho que les canten. Busca canciones para bebés y apréndetelas. Cántale cuando juegues con él, cuando lo vayas a dormir, cuando lo bañes, etc. 
  • -  Arropa a tu bebé como en el hospital: Cuando sea hora de dormir la siesta, arropa a tu bebé como un taquito. Esto lo ayudará a sentirse como en el vientre materno mientras duerme y a que no se asuste con los sobresaltos que se dan por el reflejo de Moro. Hay que tener cuidado cuando se arrope, hay colchitas especiales más seguras que previenen la muerte por asfixia infantil.

Estos fueron algunos tips de cómo vincularte positivamente con tu bebé, pero he aquí el más importante: ¡Descansa mientras puedas! Acepta la ayuda que te ofrecen sus abuelas o tías para cuidarlo. Una mamá descansada está de buen humor y disponible para su bebé.