Aproximadamente a los 6 meses de edad, comenzamos a observar en nuestros bebés los primeros intentos de desplazamiento de un lugar a otro. Encima de su pancita, nuestros chiquitos intentan descubrir todo lo que tienen a su alrededor y que llama su atención.

¡No te saltes esta etapa!

El gateo es importante, ya que permitirá la generación y el reforzamiento de habilidades motorices y éstas a su vez impactarán directamente en el desarrollo de ciertas habilidades cognitivas como la atención y la coordinación viso-espacial. Se ha demostrado que el gateo tiene una gran influencia en los procesos de aprendizaje de la lecto-escritura, de la atención, de la convergencia visual y del desarrollo del equilibrio.

¿Cómo saber si mi bebé gatea de la forma adecuada?

Se ha considerado que la mejor manera de desarrollar lo anterior es a través del gateo en patrón cruzado, es decir, que se utilice la mano derecha y el pie izquierdo para desplazarse, seguido por la mano izquierda y el pie derecho. Es importante tomar en cuenta que nuestros bebés no empezarán gateando de esta forma, es recomendable observarlos y a través del juego supervisar que lleguen a esta etapa.

Algunos tips para el gateo:

- Utiliza protecciones en lo enchufes

- Utiliza protecciones en las esquinas de los muebles

- Supervisa el lugar en donde se desplazará tu bebé, es importante que la zona se encuentre limpia y libre de objetos que pudieran ser peligrosos.

- Los juguetes como las pelotas o cilindros son de mucha utilidad para estimular el gateo, ya que al tratar de alcanzarlos giran y logran que el bebé se mantenga en movimiento.