El haber tenido un hijo es una experiencia que nos deja  innumerables aprendizajes. El ser mamás ha representado un cambio muy significativo  en nuestras vidas y hemos aprendido a jugar este nuevo rol que nos da la vida. Tomamos  algunos consejos de nuestros allegados y otras cosas las descubrimos por nosotras mismas.

Nuestro bebé ha crecido y hemos disfrutado cada etapa de su desarrollo: la primera sonrisa, los balbuceos, las caricias, las carcajadas, el gateo, etc. Él está apegado y conoce el mundo a través de nosotros.

El esperar un segundo bebé puede despertar muchas dudas, desde cómo organizarse hasta como tratar esta situación con nuestro primer hijo(a). ¿Sentirá celos? ¿Habrá un cambio en su comportamiento?

Algunas mamás no quisieran tocar este tema con su primer hijo(a) dejando que las cosas se vayan dando por sí solas, pero recordemos que los niños están siempre atentos a nuevas experiencias y lo mejor es no ocultarle esta noticia tan importante.

Debemos enfatizar la importancia que tiene el rol del hermano mayor y para esto Kids Health (s/f) nos ofrece algunos consejos sobre cómo manejar este tema con nuestro primer hijo(a):

1.   Que tu niño(a) mayor ayude a escoger objetos para el cuarto nuevo de su hermano(a). Si van a compartir cuarto, es aún más importante su colaboración.

2.   Encuentra un regalo especial que a tu niño(a) mayor le gustaría compartir con su nuevo hermanito(a). También es importante que obtengas un juguete o objeto especial para tu niño(a) mayor que le de el estatus de “hermano(a) grande”.

3.   Agenda y arregla un tiempo especial sólo para ti y para tu niño(a) mayor. Puedes pedir ayuda para que te cuiden a tu nuevo bebé y poder pasar este tiempo a solas con tu niño(a) mayor, ya sea jugando o yendo a hacer las compras que falten, por decir algunos ejemplos.

4.   Busca un libro de cuentos que hablen sobre la llegada de un nuevo miembro a la familia. Esto puede ayudar a tu niño(a) mayor a que comprenda más los cambios que están viviendo.

5.   Es importante explicarle a tu niño(a) mayor que los bebés recién nacidos lloran, necesitan comer y cambiarlos de pañal constantemente, que ocupan mucha atención y que ésto no significará que no se le pondrá atención a él(ella).

6.   Puedes llevar a tu niño(a) mayor a las consultas con el ginecólogo, que vea los ultrasonidos y que te visite en el hospital cuando nazca su hermanito(a). Esto lo hará sentirse parte de la historia de su nuevo hermanito(a).
 

Recuerda tu niño(a) mayor debe de sentirse incluida en el proceso de la toma de decisiones de la llegada de su hermanito(a). Las decisiones que se explicaron anteriormente, aunque pequeñitas, tienen un gran impacto en el nuevo rol que va a asumir tu niño, el de hermano(a) mayor.

Referencias

Kids Health (s/f). Recuperado de: http://kidshealth.org/parent/positive/family/second_child.html#