El cambio de pañal es una actividad que se realiza varias veces al día, desde el nacimiento hasta que el bebé aprende a ir al baño por sí mismo.

En un principio, cuando se tiene un recién nacido, el cambio de pañal puede realizarse sin mayor complicación, sin embargo cuando comienza a girarse sobre su propio cuerpo y a desplazarse, esto puede llegar a complicarse.

Pantley (2003) nos da algunas ideas sobre el cambio de pañal:

- Manténganse relajadas y con una respiración profunda antes de cambiarle el pañal a subebé. Recuerden que esta actividad se llevará a cabo diariamente y puede resultar, hasta cierto punto, molesta. Por esta razón es muy importante su respiración.

- Intenten pasarla bien a la hora del cambio de pañal, es un excelente momento para cantarle a los bebés, hacerles cosquillas, etc.

- Utilicen algún objeto que distraiga a su bebé. Pueden utilizar alguno que tenga luces o sonidos. Es importante que sólo le permitan jugar con él mientras le cambian el pañal, para que de esta manera, continúe llamando su atención por un largo tiempo.

- Si sólo ha orinado, pueden intentar cambiarlo de pie, esto romperá con la rutina. Esperemos que estos consejos les sean de utilidad.

Referencias Pantley, E. (2003). Genlte Baby Care. McGraw-Hill